Páginas

domingo, 10 de julio de 2011

El reencuentro de emociones por Alice

Hey! lectores hoy les traigo la cuarta participacion de este proyecto llamado "Dejando escapar una luciernaga de fuego espero lo disfruten y recuerden dar opiniones constructivas, sin insultos porfavor. :)
Eran las 3:30 de la madrugada y una hermosa mujer estaba parada enfrente de un porche de una casa azul, la mujer portaba un vestido blanco corto el cual le llegaba arriba de la rodilla, llevaba unos tenis blancos con una estrella al costado de estos, tenia el cabello suelto de un negro intenso mucho mas que la obscuridad que la rodeaba, su cuello cargaba un collar de perlas chico pero deslumbrante que hacia contraste con su cabellera.
De pronto levanta una mano frente a la puerta y hace emitir un ligero TOC TOC.
Después de algunos segundos se ilumina la ventana de lado izquierdo de la misteriosa mujer.
-¿Quién es? ¿Qué quiere? ¿Sabe que hora es?-la voz de un hombre maduro, interroga a la dama que se encuentra en la calle.
-Dios, como has cambiado Rob-afirmo la hermosa dama, con una voz suave y autoritaria, al mismo tiempo que una especie de neblina salía de su boca a causa del frío que yacía fuera de la casa.
-¿eh?-exclamo el sujeto detrás de la puerta.
-Rob, soy yo Melani, mira no hubiera venido s...-en ese momento justo cuando iba a decir “si no fuera muy necesario” el tal Rob abrió la puerta de golpe quedándose parado en el marco viendo a la antes desconocida mujer, ahora llamada Melani.
Melani no sabia que hacer o decir y lo que se le ocurrió fue algo no muy inteligente.
-¿estas bien?- ahora su voz había cambiado de suave y autoritaria a nerviosa y preocupada.
-si, gracias por preguntar, pero aa! Cuanto gusto me da verte, pero pasa, pasa debe hacer mucho frío ahí afuera-Rob era un joven casi de la misma edad que Melani pero este era un año menor que ella, su cabello estaba alborotado, café claro y no muy corto, sus cejas estaban muy pobladas, su boca era carnosa y de un color rojo muy peculiar, sus pestañas eran chinas y curvas, sus ojos eran de color café pequeños pero con una mirada tierna y lejana al mismo tiempo, su nariz era pequeña pero redondita, y era flaquísimo, con un cuerpo no de atleta pero no era tampoco esquelético, el cuerpo perfecto.
-si claro, gracias Rob, espero no molestar-continuo Melani inspeccionando la casa, una muy antigua pero con una decoración de colores suaves como durazno y la sala era blanca.
- ¿a quien molestarías, Melani?-pregunto Rob.
-pues a Nox, se que estas casada con ella, desde hace 2 años, y tu bien sabes que nunca nos llevamos muy bien, bueno al decir verdad jamás tuvimos tiempo de dialogar o convivir, pero yo se que le molesta mi presencia-Rob la inspeccionaba con la mirada.
-aa! Te ves bien, con el vestido, a ejem-se aclaro la garganta un tanto apenado por el comentario-Así pero ella esta durmiendo, no se despierta ni con un terremoto, no te preocupes, pero ¿que haces a esta hora aquí? Que milagro- e hizo ademán para que Melani tomara asiendo en una silla que en ese momento Melani veía como si fuera una cama de agua, muy cómoda.
-mira, no hubiera venido si tuviera otro lugar a donde ir, me propuse venir solo si era una emergencia-Melani estaba cansada toda la noche habían sido balazos, golpes y huida.
-me alegra verte pero a que te refieres con eso de una emergencia
-lo que pasa es que, bueno…la agencia enemiga para la que trabajo me esta “cazando” por que les e provocado demasiados problemas
-ay Melani
-de que te quejas tu me enseñaste a usar un arma, y desde ahí me encanto, y luego pues me ofrecieron trabajo por que me vieron utilizando un arma y pues dije que si y se unió a mi esta Avril, y ahora soy una agente de grado 7 y pues no soy la jefa pero soy la mejor en lo que hago, y a Fex le conviene que este muerta, pero ya no te diré mas si te torturan abrirás tu boca y no la soportaras.
-jajaja, ¿de verdad crees eso?
-por supuesto, cuando estábamos en la secundaria no soportabas los golpes de ningunos de los niños, y menos  cuando jugaban a las luchas.
-pero ahora e madurado.
-eso no lo se-contesto Melani divertida al recordar los momentos de la secundaria con Rob.
Bostezo Melani.
-perdón, quieres dormir supongo-dijo Rob levantándose de la silla.
-si, gracias-agradeció Melani.
-esta bien voy por una pijama, y unas cobijas, parece una casa grande pero no lo es-alcanzo a oír Melani desde la sala.
Continuara...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien :), tu relato tiene un inicio alentador; incluyes bastantes detalles (considero lo fundamental en una historia), al parecer va a ser una buena historia e incluyes como y donde se conocieron; no tengo ninguna objecion , esperaremos la segunda parte ;)
Atte: ricdav_fox51

Andi dijo...

Hola!
Me ha gustado y espero ansiosa la segunda parte...pero hay cosas que se me escapan, aunque bueno, supongo que más adelante se verán :)

Ezio_Aetos dijo...

Ojalá pudieras poner un poco más de detalle en los diálogos de los personajes. Me gustó la descripción de los alrededores. Igual, espero la segunda parte.

Sigue el blog por correo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...