Páginas

lunes, 18 de julio de 2011

Sin fin por Alice

Hey seguimos con "Dejando escapar una luciernaga de fuego" Recuerden comentar sin insulto GRACIAS

Estaba ahí en medio del bosque, rodeada de árboles enormes que tenían muchos años de vivir en el mismo lugar, me preguntaba yo ¿No se aburren de estar en el mismo lugar? ¿Ver siempre los mismo?, aunque yo sabia que no pensaban ni sentían, me era imposible no preguntarme eso. La noche cobijaba a todo el bosque, mis ojos ya se habían acostumbrado a la obscuridad desde hace tiempo, y esto me ayudaba a distinguir mas o menos los troncos, las ramas y las hojas, llevaba un buen rato esperando, ansiaba con todo mi ser ese encuentro, quería verlo de nuevo, saber como estaba, que había hecho tanto tiempo, pero también tenia que reclamarle muchas cosas, ¿Por qué me había dejo sola? ¿Por qué se había ido sin siquiera despedirse?, y aunque su actitud no era nada amable, yo estaba ahí con pasto y ramas bajo los pies, con un frío que me envolvía toda y con el peligro de encontrarme una criatura peligrosa en medio de la noche, sin nadie cerca que me pudiera ayudar. Estaba arriesgándolo todo, pero mi angustia, mi desesperación por saber de el, por volverlo a ver era muchísimo mas grande.
De pronto, empecé a oír como se rompían las ramas, mire a todas direcciones, emocionada, debía ser el. Pero por mas que busque no pude ver nada, esto me inquieto mucho, ya que si fuera el ya hubiera aparecido, entonces debía ser un animal que me estaba cazando, seguido de esto me recargue el en tronco mas cercano, decidida a esperar mas, no sabia que hora era y mucho menos cuanto llevaba ahí.

No hay comentarios:

Sigue el blog por correo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...