Páginas

miércoles, 13 de julio de 2011

Un relato sin titulo por Umm Myers 3

HEY hola a todos ayer los abandone un poco no? haha seguramente ni lo notaron.....Bueno por el dia de hoy seguire con el proyecto "Dejando escapar una luciernaga de fuego" les deseo bonito dia o noche segun donde esten. NOX!

-que demonios-se oyó en el piso de abajo, y en ese  preciso momento Alvin salio corriendo hacia su cuarto
-Ash-bufe sin ganas, era un cobarde una pequeña partícula de cobardía, un mocoso mas que habitaba la tierra, sabia que habría problemas por aquello  del libro volador. Mi madre subía las escaleras agotando mi tiempo para inventar alguna excusa o mentira, definitivamente seri mejor decir la verdad.
Pero no estaba de muy buen humor, no había dormido por quedarme viendo una serie de acción algo muy poco común en una joven como yo, debería ver películas de amor y llorar por que se quedaban juntas las parejas o por que estas morían juntos sin embargo yo era diferente y única o por lo menos yo me consideraba así, yo me consideraba rara en mi aspecto incluso había llegado a pensar si no tendría que haber sido hombre, eso definitivamente era llegar a los extremos, sin duda podría ser eso verdad pues no me gustaba estar con muchas niñas, son o somos muy hipócritas y demasiado envidiosas para mi gusto, en cambio los niños estaban en su onda, pero era cómodo, bueno ecepto cuando eran cosas personales muy de mujeres pero tenia amigos de ambos sexos así que  no era un problema. Por que una cosa era llevarte con los niños y otra era no tener amigas y tener que juntarte con niños para no quedarte sola.
-Ángela ¿me podrías explicar esto?-genial mi mama había llegado por fin, interrumpiendo mis reflexiones sobre hombres o mujeres, cosas negativas o positivas. Gire la cabeza para saber su estado de ánimo y saber como explicarle lo del libro sin alterarla. Puesto que mi abuela no quería que se enojara, por algún motivo que yo desconocía, su mirada era severa pero no parecía enojada. Era una señora de cabello rizado medio, sus ojos eran de color café, sus labios eran carnosos, vestía una falda larga con una blusa formal con seis botones que se abrochaban en el pecho.
- todo es culpa de Alvin madre - le respondí.  
- no te pregunte de quien era la culpa, si no por que salio este libro volando hacia las escaleras – me dijo con un nivel mas alto de enojo.
Rayos no debí haber dicho aquello, fue una equivocación pero sin embargo ya lo había hecho y no había vuelta atrás.
-esta bien – murmure – lo que pasa es que Alvin estaba aquí hace unos momentos y hizo un comentario sobre - aunque no lo admitiera, era cierto lo que había dicho mi hermano y era por eso que me costaba tanto trabajo decirlo – lo temprano que estaba despierta y que era un milagro, así que le avente el libro -  lo ultimo lo dije casi en susurros y como mi madre no me decía nada me llegué a preguntar si me habría escuchado o todavía estaría esperando mi respuesta.
-bueno…pero la próxima vez no le habientes un libro tan valioso como los cuentos de beedle el bardo- mi madre me enseño mi libro de pasta dura que tanto me gustaba y que había memorizado, gracias a las muchas veces que lo había leído ella extendió el brazo, yo me acerque para tomarlo, y en cuanto lo hice le di la espalda y lo coloque en su lugar, seguí con mis deberes pensando que mi madre se había retirado pero me equivoque al voltearme y verla sentada en la cama contemplando la foto que estaba encima de mi buró junto a mi celular, mas libros, un vaso grabado con las palabras “para las mentes bien organizadas la muerte es la siguiente aventura” y unas cuantas cosas mas.
Continuara...

No hay comentarios:

Sigue el blog por correo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...