Páginas

sábado, 9 de julio de 2011

La complicada vida de Noah por Andree 2

Aqui les traigo la segunda parte del primer capitulo casualidades.

El lunes llegó a clase como siempre. Danny la esperaba apoyado en la barandilla mientras escuchaba música. Al verla sonrió y se quitó el IPod.
- ¡Hola! ¿Qué tal? –dijo dándole un rápido abrazo.
- Como siempre Danny –dijo ella intentando sonreír -¿Tu que tal? ¿Cómo te fue el finde?
- Guay, me lo he pasado genial ¿a qué no adivinas que hice? –preguntó mientras saltaba al lado de Noah como si el suelo quemara sus converse rojas.
- No sé ¿el qué? –Noah intentó animarse, Danny siempre lo conseguía.
- ¡Quedé con él!
- ¡¿En serio?! –preguntó Noah asombrada, no esperaba que él le dijera precisamente eso. - ¿Y como fue? ¿Cómo es? ¿De qué hablasteis?
- Despacio –dijo él sonriendo, claramente Noah se había emocionado mucho más que Candi con la noticia de Danny. –Pues es alto, es rubio, de ojos marrones. Viste con pitillo y de colorines, ¡como yo! ¿No es genial?
- Me alegro por ti, pero dime una cosa ¿Cuándo volvéis a quedar?
- Aún no lo hemos planeado, pero estoy 99% seguro de que habrá una 2ª cita.
- ¡Me lo tienes que presentar! ¡Siempre me hablas de él! ¿No tienes una foto?
- ¡Si! ¡Mira! –Dijo sacando el móvil -¿A qué salimos bien?
- ¡Oye, si que es guapo eh!
- ¿Qué pasa? ¿No confías en mis palabras o qué?
- Si Danny, claro que si –dijo Noah riendo mientras entraba al módulo.




El fin de semana se le pasó demasiado rápido como para darse cuenta. El lunes no tuvo ganas de ir a ningún sitio, por lo que se quedó en la cama hasta tarde. En esos tres días (sábado, domingo y lunes) siempre que estaba en la cama pensando se acordaba de la chica con la que había hablado en el intercambiador, no podía quitársela de la cabeza.
Recordaba su pelo negro, sus ojos que le miraba tímidamente, sus manos temblando por los nervios y su boca hablando intentando decir cosas lógicas.
- ¡Noah! –dijo en voz alta con voz soñadora.
- ¡Eric, te llama tu hermano! –gritó su prima desde la cocina.
- ¡Ya voy!
Se levantó deprisa y fue a responder.
- ¿Si?
- ¿Qué tal tu periodo de tranquilidad? –preguntó Josh al otro lado.
- Muy bien, de momento va bien ¿tu que tal?
- Pues bien, en casa, como tú no estás, pues los demás se han ido de vacaciones también.
- Ya, ¿y estás solo? –preguntó frunciendo el ceño.
- No, ya sabes, tengo a Monica.
- Ah, cierto ¿Solo me llamabas por eso?
- Si y para preguntarte cuando ibas a volver.
- Aún no lo sé seguro, ya te llamaré ¿si?
- Vale, como quieras.
- Saluda a mamá, a papá y a Monica.
- Ok.
Eric colgó y su prima le miró.
- ¿No piensas salir a ver un poco el barrio o qué? Entiendo que seas famoso en Alemania, pero aquí aún no, así que aún te puedes pasear sin miedo.
- Ya –dijo Eric riendo –eso me encanta.
- Lo sé.
Eric fue a cambiarse de ropa y siguió el consejo de su prima.
Mientras andaba por el barrio, recordando cosas, pensaba en su hermano y sus amigos. Josh y él eran gemelos, se llevaban solamente unos minutos y eran iguales. Vestían más o menos igual de estilo, pero llevaba diferentes peinados. A Josh le gustaba más peinárselo al estilo punk mientras que Eric lo llevaba simplemente sin peinar, a los Zac Efron, aunque en moreno. Sus ojos eran marrones claro.
Cuando Eric y Josh cumplieron los 7 años, sus padres les regalaron dos guitarras eléctricas. Habían notado que les encantaba la música y que tenia muy buen oído musical, por lo que pensaron en que esas guitarras eran el mejor regalo.
Al principio era solo un pasatiempo, pero empezaron a gustarles tanto que buscaron a gente para formar un grupo de música. Pusieron un anuncio en internet y en una revista y tras un par de semanas ya habían conocido a Albert, que iba a ser el bajista y a Pete que iba a ser el batería. Josh se encargaba de cantar y tocar la guitarra y Eric simplemente iba a tocar.
Había ido a España porque necesitaba un respiro. A sus 19 años se pasaba la mayor parte del tiempo viajando de un lado para otro, sin tiempo para él mismo ni para sus amigos y familiares.
Empezó a visitar a gente que casi no recordaba o que no había visto en su vida, pero se cansó y decidió irse a ver a su abuela, la que había sido su gran apoyo cuando empezaron con lo del grupo. Se pasaron todo el fin de semana hablando sin parar, pero llegó el lunes y Eric volvió a Madrid.

Continuara...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto mucho mas esta vez, ya que en esta ocasion si estan los detalles de algunos de los personajes; ademas se me hizo gran idea el que hayas incluido paralelamente la historia de "Eric", y sobre todo porque nos muestras su pasado y presente; pero creo que dejaste abierta la historia de "Noah" en la escuela y el cambio a la de "Eric" me dejo como que inconclusa la idea de la primera, pero bien, esperaremos la siguiente parte :)
Atte: ricdav_fox51

Anónimo dijo...

Soy Umm desde el iPod, me pareció bien solo que me saco de onda el cambio, no se como que no lo usuree de manera adecuada en el momento adecuado, y sobre la historia de Eric sentí que higas y regresabas de la historia a veces te desvías :) pero me encanta por que es un relato normal, es como leer un diario o algo así :)

Ezio_Aetos dijo...

Me perdí esta vez. Ojalá pusieras más tiempo en las descripciones y cómo manejas los tiempos de cada personaje. Espero la próxima entrega.

Drєαмyღgιrℓ dijo...

Me gusta la historia, es muy buena :)Eric se ve lindo :P

Sigue el blog por correo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...